Seguidores

lunes, 4 de enero de 2010

Juegos de Parques de Diversiones


Los parques de diversiones han sido y siguen siendo lugares que ofrecen alegría y entretenimiento para toda la familia; el vértigo de la montaña rusa, el frenesí de los autos chocadores, el miedo que provoca cada grito de la vuelta al mundo y el recorrido del tren fantasma, parafernalia a la que se suman la música, las luces y los dulces, en un marco de fuertes emociones.

El Parque Japonés
Este lugar del viejo Buenos Aires quedó inmortalizado en las letras de tango, como por ejemplo en “Garufa”:”…Garufa, vos sos un caso perdido, tu vieja dice que sos un bandido, porque supo que te vieron, la otra noche, en el Parque Japonés…”
Se inauguró en febrero de 1911 en el Paseo de Julio, entre Callao y Recoleta.

El Ital Park
En 1960, como parte de la exposición por los festejos de la Revolución de Mayo, los hermanos Zanon importaron desde Italia los juegos electromecánicos más novedosos del momento para instalarlos en los terrenos aledaños a las avenidas Del Libertador y Callao. En un predio de 6 hectáreas se levantaron 35 juegos y atracciones, como la calesita acuática y el boom ball, una variedad de tiro al blanco de vanguardia para la época, ya que contaba electrónicamente el número de aciertos.
El teleférico, importado desde Suiza, realizaba su recorrido por las alturas y permitía avistar la ciudad en el nivel de las azoteas. Sin embargo, muchos chicos preferían el juego de las tazas o los autitos chocadores.

Los Parques Temáticos
El primer gran parque temático construido en la Argentina fue el Parque de la Ciudad (inicialmente llamado Interama), en 1982. Ubicado en la zona sur de la ciudad de Buenos Aires, sobre el Parque Almirante Brown, abarca una superficie total de 107 hectáreas. Sus construcciones características fueron: la montaña rusa de acero de circuito doble, llamada Vertigorama, y la torre espacial de 220 metros de altura, que simbolizaba una espada gigante clavada en la Tierra. Actualmente el parque sigue abierto como paseo, pero las atracciones están cerradas.
El que permanece en funcionamiento hasta la actualidad es el
Parque de la Costa, inaugurado en 1997, pocos años después del cierre del Italpark, ubicado en un predio entre los ríos Luján y Tigre, cerca de la Ciudad de Buenos Aires. Abrió inicialmente con una montaña rusa y varias atracciones, entre ellas la vuelta al mundo y un gran anfiteatro.
Volante filatélico nº 1140. Correo Argentino

No hay comentarios:

Publicar un comentario