Seguidores

viernes, 15 de enero de 2010

Juguetes Infantiles




En general, los juguetes antiguos -precarios al lado de los artículos altamente tecnificados que ofrece el mercado hoy en día- permitían que el niño complementara con su imaginación lo que no estaba dado en el objeto. Además, la relación que se entablaba entre ellos y sus dueños era más cercana y personal que la actual. Por su costo relativamente alto y su buena calidad de fabricación, los juguetes duraban más tiempo y, en un contexto donde los chicos no disponían de gran variedad de diversiones y las prácticas deportivas eran limitadas, ocupaban un lugar central en la vida infantil. Incluso algunos juguetes se fabricaban en casa: por ejemplo la billarda -que divirtió a los chicos hasta los años ´30-, o el teléfono hecho con dos latas unidas por un piolín.

La industría argentina del juguete alcanzó su cumbre en la década de 1950. Entre sus legados, el caballo de madera, los soldaditos de plomo, el tren, el juego de té, son ejemplos claros de las múltiples funciones que cumple un juguete, y que van desde el placer lúdico y la educación hasta un rol mediador, ya que el juguete ayuda al niño a incorporarse al ciclo cultural al que pertenece a través de la imitación del modo de vida y de los objetos que interesan a los adultos que lo rodean.


Museo de la ciudad de Buenos Aires/Muestra permanente de Juguetes Antigüos

Día de emisión: 5 de mayo de 2007
Fotografía: Raúl Tambornino
Papel: sin filigrana, sin fosforescencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario