Seguidores

miércoles, 14 de abril de 2010

De Landi

En la primera etapa de su creación, ejecutó varios retablos, entre los que cabe destacar la Virgen con niño y santos (Siena, Pinacoteca Nazionale) y el luneto de la Anunciación (Yale University Art Gallery), ambos de 1475 aproximadamente. Por aquella misma época Neroccio pintó también una de sus mejores obras: el Retrato de una dama (Washington National Gallery) que todavía hoy se considera un raro ejemplo del género en el Quattrocento sienés. Además, como muestra de la madurez del estilo de Neroccio cabe mencionar la Virgen con niño y santos de la década de 1490 (Indianapolis Museum of Art). A lo largo de su carrera, Neroccio de' Landi ejecutó principalmente pinturas religiosas de pequeño formato que se caracterizan porque sus personajes, delicadamente delineados, están inmersos en unos ambientes líricos e idealizados. Sus elaboradas formas y su refinado cromatismo, junto con su notable capacidad para trabajar con diferentes materiales y soportes, lo convierten en uno de los artistas más solicitados de la región sienesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario