Seguidores

domingo, 23 de mayo de 2010

El Fuerte de Buenos Aires comenzó a construirse en 1595 y se finalizó a comienzos del siglo XVIII.

Estaba emplazado sobre la barranca del Río de la Plata, que en aquel entonces llegaba a menos de cien metros de la Plaza de Mayo, al este de esta plaza, y en el mismo lugar que hoy ocupa la llamada Casa Rosada, sede del poder ejecutivo de la Nación Argentina.
Era un sitio amurallado de piedra, con un foso que lo rodeaba, puente levadizo sobre la plaza, con baluartes en sus ángulos con cañones y edificios interiores. Fue utilizado por las autoridades coloniales hasta 1810, y por las patriotas (salvo durante el gobierno de Rosas) hasta la presidencia de Julio Argentino Roca, quien demolió lo poco que quedaba de él, pues además de que ya tenía un valor defensivo escaso, no resultaba, para las autoridades de entonces, ser digna de la ciudad que en esos años progresaba y se modernizaba rápidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario