Seguidores

domingo, 23 de mayo de 2010

Nuestra Revolución de Mayo de 1810 fue una auténtica revolución popular

La noche del 18 los jóvenes revolucionarios se reunieron en la casa de Rodríguez Peña y decidieron exigirle al virrey la convocatoria a un cabildo abierto para tratar la situación de en que quedaba el virreinato después de los hechos de España y nombrar nuevas autoridades. El grupo encarga a Juan José Castelli y a Martín Rodríguez que se entrevisten con Cisneros y pidan esa convocatoria. El sábado 19 y sin dormir, por la mañana Manuel Belgrano le pidió al alcalde Lezica la convocatoria a un cabildo abierto. Por su parte, Juan José Castelli hizo lo propio ante el síndico Leiva. El domingo 20 el por la noche, Castelli y Martín Rodríguez insistieron ante el virrey con el pedido de cabildo abierto. El virrey trató a los jóvenes de insolentes y atrevidos y quiso improvisar un discurso pero Rodríguez le advirtió que tenía cinco minutos para decidir. Cisneros le contestó: “Ya que el pueblo no me quiere y el ejército me abandona, hagan ustedes lo que quieran” y convocó al cabildo para el día 22 de Mayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario